Líneas de Vida

Anticaídas retráctil 1888-MB2,5 | 2,5M

Anticaídas retráctil 1888B10/B15

Anticaídas retráctil 1888B10C/B5C

Cinta anillada CAN7310V/15V/25V/35V

Cinta de anclaje provisional 1888-CA0,6 | 60cm

Cinta de anclaje provisional 1888-CA01 | 100cm

Cinta de anclaje provisional 1888-CA2 | 200cm

Dispositivo anticaídas deslizante 1888-DFA

Fijación mecánico expansiva 1888-FME A2 16

Línea de vida horizontal portátil 1888-LVH20

Líneas de vida verticales 1888-C10/C20/C30/C50

Proyectos a medida para líneas de vida

Punto de anclaje 1888-COL12

Punto de anclaje 1888-COL16

Punto de anclaje 1888-COLGS12

Punto de anclaje 1888-COLGS16

Más producto

ASESÓRATE CON NUESTRO EQUIPO

SOLUCIONES DE SEGURIDAD
PARA TRABAJAR SEGURO

Líneas de Vida

Dispositivos de Seguridad para Trabajos en Alturas: Garantizando la protección en cada operación.

En este artículo, exploraremos soluciones de anclaje, sistemas anticaídas, estrategias de seguridad y protección, así como el cumplimiento normativo y certificaciones que aseguran un entorno de trabajo seguro.

Es de vital importancia ser riguroso y cumplir con la normativa de seguridad para trabajos en altura.

Componentes de un sistema anticaídas:

Acceso a normativa de obligado cumplimiento: Normas técnicas de protección contra caídas de altura

1. Dispositivos de Anclaje – UNE-EN 795:2012.

Los anclajes tipo A, C Y D no se considera EPI según el Reglamento 2016/425. Debido a su estado de instalaciones permanentes, no móviles, siempre se deben instalar por personal cualificado y requieren de una inspección periódica, según indicaciones del fabricante, para recertificar su funcionalidad.
– Según la norma los anclajes EN 795 TIPO A están diseñados para conectarse de forma fija a diferentes tipos de estructuras.
Para ser dispositivos del tipo A, necesariamente deben disponer de al menos un punto de anclaje fijo y un anclaje estructural o una fijación permanente para sujetar el dispositivo a la estructura.
La fijación puede hacerse perforando alguna parte de una estructura de acero, soldando un vástago, o sobre elementos de hormigón o elementos similares con algún tipo de resina química o tacos de tipo mecánico, al que se acopla alguna pieza adaptadora sobre la que se mecaniza el punto de anclaje.
– Los anclajes EN 795 TIPO B son aquellos anclajes móviles y transportables, que no tienen carácter permanente y su fijación no es mediante un anclaje estructural. Como los dispositivos de anclaje de TIPOA también pueden fijarse a todo tipo de estructuras.

– Los sistemas de anclaje EN 795 TIPO C son sistemas de línea de vida horizontal flexible. Pueden adaptarse a una amplia variedad de aplicaciones y son especialmente útiles cuando las distancias entre las fijaciones de anclaje pueden estar limitadas.

– Los anclajes EN 795 TIPO D son aquellos sistemas de línea de vida rígidos, están construidos en piezas de acero o aluminio interconectadas para formar un sistema continuo al que se puede acoplar el EPI anticaídas.

– Por último, tenemos los anclajes EN 795 TIPO E que son aquellos constituidos por un punto de anclaje que está fijado a un peso muerto.

2. Elemento de conexión.

Un sistema de conexión suele disponer de dos conectores o mosquetones, uno para punto de anclaje y otro para la sujeción al arnés, y un elemento lineal de conexión constituido por cuerda torcida, kernmantle, cinta, cable, cadena o mixta (alma metálica y camisa textil).
Si es un componente de amarre de sujeción, además suele tener un sistema de regulación de la longitud.
Si es un equipo de amarre o de doble gancho debe incorporar un absorbedor de energía cinética. Su longitud no debe sobrepasar en ningún caso los 2m.
Los retráctiles y doble retráctil incorporan un tambor que recoge el elemento lineal de conexión y un sistema de auto bloqueo.
Los dispositivos deslizantes estarán formados por un carro con un sistema de auto bloqueo para caso de caída, que corre sobre la cuerda o cable acompañando al usuario.
Para su selección es necesario evaluar los trabajos a realizar y riesgos asociados. Es crítica la labor de asesoramiento por parte del instalador, y velar por la seguridad para trabajos en altura.

Los elementos más frecuentes son:

– Absorbedores de Energía.

UNE-EN 355:2002. Equipos de protección individual contra caídas de altura. Absorbedores de energía.
Utilizado ampliamente, en aplicaciones dónde se contempla la caída, al disponer un absorbedor de energía mitigan las consecuencias del impacto recibido por el operario al haber una caída.

– Equipos de Amarre.

UNE-EN 354:2011. Equipos de protección individual contra caídas. Equipos de amarre.
Se seleccionan estos tipos de amarre, cuándo se garantiza que con este elemento se limita el acceso del operario a la zona de riesgo de caída. Realizando una labor de retención de la caída mediante el impedimento de que esta llegue a producirse.

– Dispositivos Anticaídas Retráctiles

UNE-EN 360:2002. Equipos de protección individual contra caídas de altura. Dispositivos anticaídas retráctiles.
Es el elemento de anclaje preferido generalmente, al ser el más cómodo para realizar trabajos por la recogida automática del cable.
Los retráctiles para longitudes cortas de cables son pequeños, ligeros y ofrecen una gran comodidad.
En función de la aplicación se pueden seleccionar retráctiles para trabajar en vertical, horizontal, cantos vivos, interiores y exteriores.

3. Arnés de Cuerpo Entero.

UNE-EN 361:2002 para Arneses anticaídas
La normativa EN 361:2002 establece los requisitos para los arneses anticaídas utilizados en trabajos en altura. Esta normativa tiene como objetivo garantizar la seguridad y el confort del usuario durante la suspensión y la detención de una caída. Algunos puntos destacados de esta normativa incluyen:

Puntos de anclaje: El arnés debe contar con puntos de anclaje adecuados y resistentes, distribuidos de manera que eviten que el usuario se voltee durante una caída.

– Materiales y construcción: Los materiales utilizados deben ser resistentes y duraderos, capaces de soportar la tensión y el impacto durante una caída. Las costuras y uniones deben ser robustas y seguras.

– Ajuste y comodidad: El arnés debe poder ajustarse correctamente al cuerpo del usuario, garantizando una distribución adecuada de las cargas en caso de caída. Además, debe proporcionar comodidad durante su uso prolongado.

– Identificación y marcado: Los arneses deben estar claramente identificados con información sobre el fabricante, el modelo y la fecha de fabricación. También se debe indicar la fecha límite de uso o la vida útil del arnés.

4. Sistema de Rescate.

RD 2177/2004, Disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, en materia de trabajos temporales en altura.

Debido al riesgo de sufrir graves lesiones no reversibles en caso de una caída con sistema de arnés, debido al Síndrome del Arnés, Aplastamiento y/o Ortostático, es necesario disponer de un sistema de rescate.

Cabe resaltar que en o existe un procedimiento único de rescate.

Esto conllevará que deberá existir un plan de rescate elaborado por un técnico competente, el cual contemple cómo se deberá actuar en caso de producirse una caída.

Así mismo los materiales y/o medios necesarios a disponer para efectuar el rescate se definirán en el plan de rescate.

Preguntas frecuentes:

1. ¿Cuál es el periodo de tiempo establecido para la revisión de un arnés anticaídas?

El Real Decreto 773/97 establece que las empresas deben garantizar que los equipos de protección individual (EPI) estén en perfectas condiciones. Esto implica seguir las instrucciones de mantenimiento del fabricante. Los EPI contra caídas de altura se certifican según normas específicas y la norma EN 365. Esta última establece que las instrucciones del fabricante deben indicar la frecuencia mínima de revisión, que debe ser al menos anual. Para detalles sobre la frecuencia de revisión de arneses anticaídas, se debe consultar el folleto informativo correspondiente.
Para más información respecto a símbolos de marcado y contenido del folleto informativo de los EPI, puede consultar la ficha de selección y uso de equipos de protección contra caídas de altura disponibles en el portal de INSS.

2. ¿Pueden utilizarse en horizontal los dispositivos anticaídas retráctiles?

Los dispositivos anticaídas retráctiles están diseñados principalmente para trabajos verticales según la norma UNE-EN 360. Sin embargo, algunos pueden usarse horizontalmente si están certificados para ello por un organismo especializado. Para verificar esta capacidad, se consultan recomendaciones del Grupo Vertical 11 de la Coordinación de Organismos Notificados. La norma UNE-EN 360 requiere que el marcado y la información del fabricante especifiquen las condiciones específicas de uso, ya sea vertical, horizontal o inclinado.

3. ¿Cuál es la longitud máxima de un absorbedor de energía con elemento de amarre?

La longitud total de un subsistema compuesto por un absorbedor de energía, incluido un elemento de amarre, sus terminales y conectores, no debe exceder los 2 m (por ejemplo, conector, más absorbedor de energía, más elemento de amarre, más conector).

La longitud máxima admisible de cada absorbedor de energía, incluido el elemento de amarre, vendrá marcada sobre el equipo.